Trikonasana o postura del triángulo

La Utthita Trikonasana o Postura del Triángulo de yoga regenera los huesos, músculos, articulaciones, tendones y órganos internos. Revitaliza los nervios, las venas y los tejidos. Aumenta la fuerza y la flexibilidad de las caderas. Tonifica los músculos laterales del torso, incluso oblicuos e intercostales. Esta postura alivia y mejora las curvaturas de columna, reumatismo y molestias de espalda baja. Beneficia al corazón y a los pulmones.