Ardha Kurmasana o postura de la Tortuga

La postura de la Tortuga de yoga o Ardha Kurmasana. Además de fomentar la longevidad, la tortuga es ideal para la tensión del cuello y de los hombros. También aumenta el flujo sanguíneo en el cerebro, y por eso mejora la memoria y la claridad mental. Esta postura también estira la parte inferior de los pulmones, lo que es terapéutico para el asma; contrarresta la flatulencia, el estreñimiento y el síndrome de colon irritable. Además aumenta la flexibilidad de las articulaciones de las caderas. Excelente postura para disminuir dolores de cabeza, migrañas e insomnios.