La gimnasia hipopresiva estiliza, por supuesto, y sus resultados se aprecian en pocas sesiones, pero aunque se puede llegar a lucir una “tableta de chocolate”, el objetivo de este método es mucho más profundo. La gimnasia hipopresiva activa los abdominales trasversos, el diafragma torácico y toda la musculatura del suelo pélvico haciendo que esa caja de la que hablábamos al principio se fortalezca, los órganos internos tengan buena sujeción y nuestro cuerpo sea capaz de soportar la presión a la que lo sometemos. Sus beneficios son muchos y notables en el día a día Tonificación de la faja abdominal Tonificación de suelo pélvico Prevención y mejora de incontinencia urinaria Mejora de las relaciones sexuales Recuperación postparto Mejora postural Mejora de procesos respiratorios

  • 10€
  • La clase dura 30 minutos
  • No es necesario reservar
  • abdominales hipopresivos